Oración a la Magnifica Virgen María

 

Salve, Virgen Magnifica, mujer ejemplar escogida por Dios

desde los confines de toda la tierra para tener el privilegio de llevar en tu vientre

por obra y gracia del espíritu Santo,

a nuestro redentor, el salvador de la humanidad.

Hoy alzo mi voz para suplicarte que nos protejas de todo mal,

Dulce doncella, consuelo de los que sufren,

tú que viviste el calvario de sufrir el dolor de Cristo a causa de nuestros pecados

Y que gozas de la anuencia de Cristo nuestro Señor,

Inclina tu mirada compasiva hacia nosotros, tus fieles devotos.

Intercede por mí por mi familia para que por tu gracia

 seamos protegidos del mal circundante,

Ayúdame (haga aquí su petición)

Santa madre piadosa, abogada de los cristianos

Defiéndenos y cobíjanos en tu sagrado manto

para refugiarnos ante la adversidad

Sé nuestro pronto auxilio en medio de las dificultades

Danos el gozo de la salvación y proclamaremos tu grandeza

te lo pedimos en el Santo nombre de tu hijo amado, Jesús de Nazaret.

Amén.

 

Muy glorificante hacer la oración a la Magnífica.

La oración a la Magnifica Virgen María, es una oración llena de pasajes bíblicos en donde María nos muestra el conocimiento que tiene de la Biblia, puesto que tuvo una muy buena formación y educación es la palabra del Señor.

María en la magnífica enaltece y engrandece a Dios, es un himno de alabanza, nos dice como quererlo, como alabarlo, venerarlo de forma adecuada, porque debemos tener una aptitud y un deseo de decir, de hablar, con lo más profundo de nuestro corazón, que las palabras sean fuente de alegría y amor a nuestro Señor, y es cuando Maria dice “Glorifica mi alma al Señor y mi espíritu se llene de gozo al contemplar la bondad de Dios mi salvador”.

Nuestro corazón tiene que estar abierto, lleno de alegría y energía de felicidad, María nos enseña cómo debemos adorar a Dios, con intensidad, con fuerza con energía, debemos ser humildes, buenos, bondadosos, ayudar al prójimo, darle agua al sediento y comida al necesitado, honrados, sinceros porque son los pobres los humildes quienes la adoran, la alaban, la aman.

María dice que Dios es todo poderoso, es Santo, y Misericordioso, si Dios pudo crear el mundo, el cielo y la tierra, y pudo atreves del espíritu Santo que ella quedara encinta sin intervención de un hombre, puede hacer todo, debemos esperar no solo lo que le pedimos, sino que Él sabe lo que queremos y lo que nos conviene.

Para María, Dios es su salvador “Y mi espíritu se regocija en Dios mi salvador,” porque Dios vino al mundo a salvarnos del pecado y del infierno, debemos adorarlo con mucho amor, con energía, con fuerza, con humildad porque es él que nos ha salvado.

Siendo María una persona humilde, pobre, con pocos recursos económicos, sin embargo, fue elegida para ser madre del Señor, Dios le dio riqueza espiritual, y a nosotros también nos ha proporcionado muchas bendiciones, nos ha hecho felices porque tenemos una bella familia, hijos, y sobre todo nos dio la vida, cuando lo adoramos no la hacemos en forma individual, lo hacemos en conjunto con la iglesia, con todos nuestros hermanos, en espíritu, con todos los creyentes, conoce a todos sus hijos, a todos nosotros, Él no se olvida de ninguno de sus hijos, siempre cumple con su palabra.

oracion-de-la-magnifica

Dios defiende a su pueblo, y aplica la justicia, por encima de Él no hay nadie, él quita y pone reyes, les dio a los pobres y le quito a los ricos los dejo vacíos, Él nos defiende de nuestros enemigos que quieran hacernos daño. En la oración de la magnífica la Virgen María este cociente del gran poder que Él tiene.