La Magnífica en la Biblia

La Magnifica también conocida como la Magníficat, es una oración y cántico del cristianismo, es una pieza literaria donde María anuncia el grandor, la esplendidez, la grandeza de Dios, de su experiencia, de su estado de gravidez de forma milagrosa e increíble que solo Dios pudo hacerlo.

María, joven humilde, sencilla que no pertenecía a clase social alguna, pobre, callada, honesta, sincera, fiel a sus creencias religiosa, a los santos sacramentos y mandamientos de la santa iglesia y por ende a la palabra del Señor, la cual estaba comprometida en matrimonio con José, de oficio carpintero.

Dando cumplimiento a las órdenes dadas por Dios se le presento a María el Ángel Gabriel que fue enviado a la ciudad de Nazaret y le dijo a María “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”. María fue sorprendida y no acababa de entender esas palabras dichas por el ángel Gabriel y es cuando le vuelve hablar y le dice “No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios, tendrás en tu vientre y darás a luz un hijo, que llevara por nombre Jesús”, María asombrada y anonadada le responde “¿Cómo puede ser eso?, si yo soy virgen”, y es cuando el ángel le responde “el Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con tu sombra, por eso el niño santo que nacerá de ti será llamado hijo de Dios”.

oracion-de-la-magnifica

También le manifestó que su prima Isabel está en estado esperando un hijo y tiene seis meses de gestación a pesar de sus años, María le manifiesta a José y ella decide ir a visitar a su prima y se preparan a realizar el viaje a una aldea lejana en los cerros de Judas.

María llega a casa de Isabel y cuando el niño que lleva en su vientre, este al oír el saludo de María salto en su vientre, justo en ese momento Isabel se llena del Espíritu Santo y en voz fuerte, con vehemencia dijo: “Bendita, tu eres entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre “, María le dice: Proclama mi alma la grandeza del Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador”.

María compartió con su prima ayudándole en los oficios propios del hogar, siendo Isabel una persona mayor, ella la acompaño alrededor de tres meses, devolviéndose a su casa, Isabel dio a luz un niño que puso por nombre Juan, todos lo conocemos como Juan el Bautista, quien bautizo más adelante a Jesús.

En la conversación que sostuvo María con su prima Isabel, María le responde con palabras que hoy conocemos como la oración de la magnífica dándole gracias a Dios. Esta es una oración muy poderosa, es un cántico en donde María manifiesta no solo la grandeza de Dios, sino también la pobreza, la misericordia, la infinita bondad que tiene Jesús por los hombres la cual vino a esta tierra fue a redimir nuestros pecados, para salvarnos del mal nos entregamos a Dios. Es una oración que nos da fortaleza, confianza, fuerza y energía nos protege de los enemigos.

En la Magnifica encontramos enseñanzas que debemos poner en practica: las virtudes, la bondad, la humildad, el amor a Jesús, María concibió a Jesús para que el cumpliera los designios de Dios, él vino al mundo no solo a evangelizar a darnos y trasmitir la palabra de Dios vino también a darnos afecto, amor, bondad, cariño y fe a los pobres, hizo muchos milagros y nunca estuvo de acuerdo a las injusticias, nos da herramientas para que seamos salvados y podamos gozar de la vida eterna si cumplimos con los preceptos de los santos mandamientos.

Esta oración de la Magnifica nos inspira, nos invita, nos insta a seguir los pasos del Señor, somos sus hijos y debemos transitar el camino del bien, de la luz, de la claridad, ayudar al prójimo, al pobre, al más necesitado. Gloria a Dios.